• item no encontrado
  • item no encontrado
  • En vivo
Una mañana para todos

Una mañana para todos

con Titi Ciabattoni

Sábados de 08:00 a 13:30
Educación

Tuvieron que escribir 50 veces "no debo gritar en clases"

Ocurrió en una escuela primaria de Córdoba. La psicopedagoga, Liliana González dijo que "hay una confusión entre deber y sanción" y lo atribuyó a "docentes colapsadas y falta de autoridad".

(Foto: Archivo)
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

En una escuela de Córdoba le indicaron como tarea a los alumnos escribir 50 veces “no debo gritar en clase”, al respecto, la psicopedagoga Liliana González opinó que esta situación se debe a “docentes colapsadas, caída de la autoridad pedagógica y confusión entre deber y sanción”.

“No sabía que pasaban estas cosas en la escuela y no lo puedo creer. Que los chicos griten en el aula es porque no está pasando nada, hay temas a resolver, qué hacemos en el aula, cuál es el deseo a aprender, qué relación hay con los adultos, la autoridad, los chicos tienen que diferenciar qué es el aula y qué es correr”, reflexionó González en Cadena 3.

Para la especialista “no gritar en clase”, “no se aprende repitiendo 50 veces una frase”.

“Esto es una sanción disfrazada de tarea, es un castigo escribir 50 veces la misma frase. Me aflige que no se esté pudiendo decir lo que hay que decir, ¿qué pasa en el aula para que esto suceda, qué confusión hay deberes y sanción?”, reflexionó.

“Los chicos de hoy, digitales se están resistiendo a escribir, se han acostumbrado a los teclados y con esta sanción lejos de ser un aprendizaje es una penitencia”, remarcó.

La psicopedagoga consideró que estas situaciones se dan por docentes colapsadas. “No conocemos a la maestra, a la escuela, ni al grupo de chicos, pero sin saber nada, es un lugar para el docente que no me gusta verlo y una tarea para los chicos que no me gusta hacerlo”, consideró.

Finalmente consideró que “hay muchos chicos con dificultades educativas, porque la misma familia falló”. “Hay familias que acompañan muy bien y niños criados muy solos y donde la pantalla es más importante que los encuentros”, advirtió.

Por otra parte opinó sobre la situación en otro colegio de Córdoba donde le quitaron el recreo a los niños por los accidentes que ocurrían en ese tiempo de esparcimiento y consideró que “hay que enseñarles a los chicos a jugar”.

“Están llegando con un déficit de juego y de empatía con el otro”, lamentó y consideró que “lejos de achicar los recreos o de poner carteles que dicen prohibido correr, lo que hay que hacer es buscar recursos que les enseñen a los chicos a jugar en los recreos porque el juego es la antesala del aprendizaje”.

Entrevista de Una Mañana para Todos.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

ahora